Miles de clientes de Iberdrola y Endesa advierten que les están refacturando por importes de entre 800 y 3.000 euros

Desde el pasado mes de julio, ASGECO, la Asociación General de Consumidores, recibe llamadas de usuarios cuyas compañías eléctricas les estaban notificando, vía carta, el pago de un recibo por refacturación de entre 800 y 3.000 euros y que si no pagaban les cortaban la luz. La asociación lo denunció ante la CNMC y ahora el regulador ha abierto un expediente informativo.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente informativo por las prácticas de las distribuidoras de electricidad en respuesta a los posibles fraudes en los contadores que denunció hace unos meses la Asociación General de Consumidores ASGECO.

Unas prácticas sospechosas

Cristina Maroto, jurídica de la asociación, en declaraciones a EnergyNews, ha explicado que “en solo unos meses, miles de clientes de dos compañías eléctricas, Endesa e Iberdrola, se han puesto en contacto con nosotros porque recibían cartas en las que se les informaba de supuestas manipulaciones en los contadores y se les aplicaba una refacturación” y añade “y no solo nosotros, las Oficinas Municipales de Información al Consumidor están desbordadas por este mismo problema”.

La irregularidad surge, nos explica Maroto, “cuando el técnico de la compañía eléctrica detecta una posible manipulación del contador y no informa al usuario, sino que lo arregla y después se le obliga a pagar de entre 800 y 3.000 euros, que tiene que abonarlo sí o sí, porque si no pagas, la compañía eléctrica inicia un juicio monitorio, un proceso judicial de reclamación de deuda, y te cortan la luz”. ASGECO ha denunciado ante la CNMC estas acciones judiciales para forzar el pago del dinero de la refacturación sin que antes se haya investigado la supuesta manipulación y normalización de los contadores en presencia de los consumidores o de técnicos del Ministerio de Industria.

Para aquellos usuarios que todavía no han tenido ningún problema de este tipo, la abogada de ASGECO recomienda “bajar al cuarto de contadores y hacer una foto en la que quede registrada la fecha para evitar posibles fraudes futuros”.

¿Fraude o conspiración?

¿Están los usuarios manipulando los contadores para no pagar por el consumo eléctrico real o hay una conspiración de las eléctricas para aumentar más su caja registradora? Jorge Morales, experto en el sector energético, explica a EnergyNews que “no se puede saber, pero este aumento desorbitado de refacturaciones tiene que ver con una indefensión claramente manifiesta de los consumidores ante la ley, porque en diciembre del año pasado se aprobó un incentivo legislativo para controlar el fraude”.

Se trata del Real Decreto 1048/2013, de 27 de diciembre, por el que se establece la metodología para el cálculo de la retribución de la actividad de distribución de energía eléctrica, que en su artículo 40 se incluye “un incentivo a la reducción del fraude” con unas multas muy elevadas.

“Hay una penalización muy fuerte por la supuesta manipulación de los contadores, y por ley, la obligación de custodiarlos es del cliente, pero el problema es que la mayoría de la gente no solo no sabe ni donde está el contador, sino que ni siquiera puede acceder a él, porque la llave de la sala de contadores la tiene el portero, el presidente de la comunidad o el técnico de la distribuidora”. Lo peor, añade Morales, “es que el técnico no tiene que demostrar quién ha hecho el fraude y por eso, siempre reivindico que se evitarían estos problemas si el contador estuviera dentro de mi casa, sería mucho más difícil que lo tocara alguien. Ahora mismo, la mayor faena que puedes hacerle a tu vecino es manipularle el contador, así que ¿por qué no han aprovechado el reglamento del Plan de Sustitución de los contadores digitales para evitar estos problemas?”

Expediente informativo

El expediente abierto por la CNMC se plantea con el objetivo reunir información acerca de lo sucedido en este ámbito y no tiene carácter sancionador, ya que en este caso son las comunidades autónomas las que tienen asumida esta competencia, pero recabará información entre las comercializadoras y las distribuidoras con vistas a aplicar posibles correcciones normativas.

En concreto, el expediente se propone “conocer, y en su caso corregir, las prácticas que están llevando las empresas distribuidoras en relación con la detección de fraudes en el suministro eléctrico”.

Recuerda a ASGECO que se remita a la comunidad autónoma pertinente o a los tribunales de justicia pero reconoce el interés del asunto planteado y adopta la decisión de abrir el expediente informativo para conocer lo sucedido y abordar posibles cambios normativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *