Los gobiernos de izquierda de España y Portugal apuestan por las interconexiones y quieren poner fin a la isla energética ibérica

Los Gobiernos de España y Portugal se han mostrado hoy confiados en conseguir avances muy importantes en la cumbre del viernes próximo en Lisboa, junto con Francia, con el objetivo de que la Península Ibérica deje que ser una “isla” energética dentro de Europa.

Los ministros de Exteriores de España y Portugal, Josep Borrell y Augusto Santos Silva, se entrevistaron este martes en Madrid para preparar esa reunión sobre interconexiones energéticas.

En ella participarán el primer ministro portugués, Antonio Costa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete.

En rueda de prensa posterior, Borrell ha dicho que siempre hay diferencias de prioridad sobre los distintos tipos de energía y alternativas, por ejemplo al gas.

“En las conexiones eléctricas, hemos progresado algo con los franceses y debemos progresar más con Portugal”, ha añadido.

Su colega portugués, que se ha remitido a las conclusiones del viernes, ha constatado que se esperan “avances concretos” en las interconexiones energéticas, y ha explicado que también han hablado de la próxima cumbre bilateral de otoño próximo en España, con una agenda “muy rica”, pero sin problemas pendientes.

Preguntado Santos Silva por la central nuclear española de Almaraz (Cáceres) y las minas de uranio de Retortillo (Salamanca) ha explicado que los dos Gobiernos han trabajado en conjunto, con una “hoja de ruta” para intercambiar información sobre energía. España está cumpliendo “todo lo acordado”, ha asegurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *