La hidráulica bate a la eólica y nuclear y se convierte en la primera fuente eléctrica durante abril en España

Dice el refranero que en abril, aguas mil. Se dice porque normalmente cae del cielo mucha agua. Tampoco es que haya llovido mucho estos últimos días, algo extraordinario, pero la suma de todos los meses de este año más las intensas nevadas han vuelto a llenar los embalses hidroeléctricos de España.

Y las compañías eléctricas del país han producido energía con las centrales hidroeléctricas mucho más de lo esperado. Tanto que se ha convertido en la primera fuente de energía eléctrica de España durante el mes de abril. Ha superado ampliamente a la eólica, la nuclear y el carbón, que suelen ser las tres tecnologías principales del mix eléctrico español.

Así, las centrales hidroeléctricas han suministrado un total de 4.715 GWh de electricidad, para conseguir cubrir casi una cuarta parte de toda la electricidad consumida en España. Ha cubierto el 24%, algo que no se veía desde el último año con bastante hidraulicidad, en mayo de 2016, hace dos aproximadamente.

Y tras la hidráulica se ha colocado la eólica, que ha producido 4.439 GWh para cubrir el 22,6% de la demanda eléctrica. Según Red Eléctrica, esta producción es un 6,3% superior a la del mismo periodo del año pasado.

En el tercer piso del podio de la generación eléctrica se sitúa la energía nuclear. Normalmente suele ser o la primera fuente o la segunda, pero es que en este abril ha tenido la mitad del mes dos centrales paradas (Vandellós II y Almaraz) y se ha notado en la producción. Ha alcanzado los 3.825 GWh hasta cubrir el 19,5% de la demanda.

En cuarto lugar se encuentra la cogeneración que se mantiene como todos los meses con un 12,2% de la demanda. Después iría el carbón, con un 6,9% y los ciclos combinados con un 6%. La fotovoltaica se queda en el 3,4% de la demanda y la termosolar 1,7%. El resto se lo reparten entre la turbinación de bombeo, residuos y otras renovables.

En cuanto a la totalidad del año, la eólica se mantiene como la primera fuente de electricidad, seguida de nuclear e hidroeléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *