Arias Cañete afea a Nadal y se posiciona junto a Galán para cerrar las centrales más contaminantes

El pasado 30 de noviembre, los eurodiputados de Equo/Los Verdes, Florent Marcellesi y Claude Turmes, preguntaron a la Comisión Europea cuál era su posición respecto al real decreto de cierre de centrales eléctricas que Álvaro Nadal quiere aprobar en breve, en concreto las centrales de carbón.

Con la carta enviada al comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, querían “llamar su atención sobre la difícil situación que enfrentan muchas empresas privadas en España, al tomar medidas que contribuyen al logro de los objetivos del Acuerdo de París, así como las mencionadas en varios actos legislativos en el Paquete de Energía Limpia relacionados con la eliminación progresiva de las centrales eléctricas más contaminantes y la consecución del mercado interior de la electricidad”.

También le advertían que “algunas empresas de servicios públicos en España desean cerrar sus plantas de energía de carbón y fuel oil para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, el gobierno español tiene la intención de evitar el cierre de estas centrales eléctricas, argumentando que pondría en peligro la seguridad del suministro de energía y aumentaría los precios del mercado de la electricidad”. Por eso preguntaron al comisario:

“- ¿Es su interpretación que no existe un fundamento jurídico en el acervo de la UE para que el gobierno español justifique las medidas previstas sobre la base de los precios?

– ¿Recibió la Comisión una justificación detallada de las autoridades españolas que demuestre que el cierre de las centrales eléctricas de carbón amenazaría seriamente la seguridad del suministro?

– ¿Considera la Comisión que la propuesta del Gobierno español es coherente con la planificación de la UE para la eliminación progresiva de las centrales eléctricas más contaminantes? ¿Cuándo piensa la Comisión tomar una posición sobre este caso?

La respuesta de Arias Cañete no deja lugar a dudas. Además de aplaudir la decisión de las eléctricas que quieran cerrar sus centrales térmicas, contraviniendo así la postura de su compañero de partido Álvaro Nadal, reconoce que están estudiando la normativa que quiere aprobar.

“Alcanzar los objetivos de París requiere la contribución de todos. En el contexto de la responsabilidad de los Estados miembros de crear un marco normativo adecuado que facilite la transición de la energía limpia, las iniciativas de las empresas privadas para cerrar las plantas más contaminantes son un paso en la dirección correcta y deben fomentarse“.

“Es muy llamativo este primer párrafo donde dice claramente que hay que hacer lo máximo para salir del carbón y ayudar a todos los que reman en este sentido”, explica a este diario el eurodiputado ecologista Florent Marcellesi.

Pero el comisario europeo ha ido más allá y ha recordado que “éste es también el espíritu de las propuestas de Market Design, que forman parte del paquete Clean Energy for all European”. Según su carta, la decisión de Álvaro Nadal iría en contra de las directivas europeas porque “las propuestas plantean por primera vez que no se deben establecer barreras injustificadas para la entrada y salida de la generación de electricidad”.

Por eso, ha anunciado que “la CE se encuentra actualmente en contacto con las autoridades españolas para aclarar estos proyectos de normas, que están actualmente bajo consulta pública, y trabajar para encontrar una solución que, de conformidad con los Tratados de la UE, esté en consonancia con la actual legislación europea”.

Por lo que parece, la Comisión Europea coincide con la posición de la CNMC y de las eléctricas que no están de acuerdo en que se apruebe el ‘decretazo’ de Nadal. Para éstas porque viola la libertad de empresa y para el organismo regulador porque esa normativa no está prevista en la regulación vigente y deja un excesivo margen de discrecionalidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *